karpicius

TIC's, e-learning, hacking educativo, usabilidad, accesibilidad, diseño

siscribirse a mi feed buscar

ir karpicius punto com y radio elektromateir a mi twitter ir al campus de karpicius ir al sitio de ATutor2GO Ir a karpicius en Qapacity Ir a karpicius en Facebook Ir a karpicius en last.fm Ir a karpicius en blip.fm

desplegar menuNAVEGACIÓNdesplegar menu

 

oct 14

Hay una particularidad que une a todos los tecnólogos no importa de donde sean: es imperioso, fundamental, necesario, disponer de tiempo sin interrupciones para crear, trabajar, leer, probar, romper, implementar, desarrollar, seguir y mejorar sea el proyecto o la actividad a la que se estén dedicando.
Una de las cuestiones fundamentales de la tecnología, es que no respeta el paso del tiempo, y hace que este pase muy lento, porque, en un lapso de solo meses, los avances son muchos, y esto se debe, particularmente, al modo en que, quienes están en tecnologías trabajan y se dedican.
Esta imagen del ahora llamado geek, otrora el nerd, y más atrás en el tiempo el “craneo”, sentado horas interminables, sin hacer otra cosa que estar en la compu, mucho no dista de la realidad.
No me refiero solo al informático, me refiero a los tecnólogos, un amplio avanico que va desde el programador, pasando por el desarrollador, el diseñador, el analista hasta el docente de universidad en cátedras sociales.
El punto en común es la valoración que estos hacen de sus horas y el bienestar basado en el tiempo. Uno de los vienes más preciados.
Hace dos días estuve en Baires para el recital de Justin Bieber, al cual acompañé (hasta la puerta ojo) a mi hija.
Por distintas cuestiones, desde el clima, hasta los buenos modales a veces inexistentes en estas grandes ciudades, rescato una charla que tuve con el conductor del taxi que me acerco en medio de un caos de tráfico y lluvia, desde Balvanera hasta River en Nuñez.
La charla la resumo, pero comenzo con la pregunta de el hacia mi ¿a que te dedicas? seguida del ¿de donde sos? delatado por mi tonada entrerriana.
De esto surgio un ir y venir de porque no vivis en Baires, si no te molesta viajar seguido, porque te quedas a vivir en entre ríos, que lindo sería ir para alla, me gustaría largarme y probar suerte en una ciudad tranquila, estoy cansado de esto, y varios etc más. ¿que tiene que ver esto con la tecnología?.
Me puse a pensar en el tiempo, el tiempo muerto que se pierde en las grandes ciudades, en viajes, movimiento, trámites, desgastes innecesarios del ir y venir. Me puse a pensar porque, desde hace unos años las empresas de software se vienen a Gualeguaychú o puntualmente a Concepción del Uruguay, mi ciudad, y me recorde, cuan fundamental es el valor del tiempo en tareas de pensar y crear.
Contrastar ir al trabajo y volver con un promedio de 2 horas, y en algunos casos 3 o 4 horas, es insostenible, e impensado para una persona amante de la tecnología. 3 horas por día de viaje!! no way José no way (decían los IK&V).
En mi ciudad, como en gualeguaychu, ir de tu casa al trabajo podés hacerlo en bicicleta, o en moto, o caminando sin tardar más de 20 minutos. Ni hablar de aquellos que mezclamos el trabajo on-line con el presencial. En verano podes disfrutar incluso de un rato de río entre horario de trabajo, y solo perder una hora, para estar listo y productivo nuevamente. Esto, para un tecnólogo y creo que para cualquier persona (más un plus si tenés hijos) es invaluable.
Claro, solo es mi pensamiento y puede que sea un análisis transversalizado por aquello de que, no comprendo como se puede vivir mayormente viajando y moviendote de un lado a otro sin tener espacios para el trabajo continuado, la familia, los afectos, el descanso y por sobre todo, el bienestar, el preciado bienestar de tener todo lo necesario, pero tener un plus de tranquilidad devenidas en horas de familia, de descanso y horas de productividad.

Si queres podes contarme que te parecio el post

deja tu comentario

Nombre: (Requerido)

eMail: (Requerido)

Sitio web:

Comentario: