karpicius

TIC's, e-learning, hacking educativo, usabilidad, accesibilidad, diseño

siscribirse a mi feed buscar

ir karpicius punto com y radio elektromateir a mi twitter ir al campus de karpicius ir al sitio de ATutor2GO Ir a karpicius en Qapacity Ir a karpicius en Facebook Ir a karpicius en last.fm Ir a karpicius en blip.fm

desplegar menuNAVEGACIÓNdesplegar menu

 

ene 11

No tenía pensado escribir pero anoche mirando la Televisión, se me saltó el aguante.
Me sacó y me llevó a la época del General Urquiza y su lucha contra los Unitarios.

Soy una personas que mira muy poca televisión, no más que las noticias, algunos deportes en vivo y alguna que otra peli.

Ya tenemos bastante c on los medios que se dicen nacionales. Medios que son nacionales porque llegan a todo el país pero, no hablan de este.
Hablan en un 80 porciento de lo que pasa en Buenos Aires, Capital y provincia, matizando con algunas notas caóticas sobre accidentes, o la “temporada de verano” en el interior del país.

Un interior del país que es el resto, que es nada más y nada menos que casi todo el país.

No muchas veces resulta importante para muchos este detalle que para mi no es menor. Vivir y ver una realidad que es casi ajena a la realidad de las provincias por fuera y lejos de Buenos Aires.

La temparada de Teatro de Verano, las peleas sindicales, los cortes de calles y arterias en Ciudad de Buenos Aires, una pozo en pleno centro (calle viamonte), una señora colgada de una viga, y los cortes de luz son los temas principales y centrales de los informativos, claro, con el correspondiente pronóstico hiperdetallado de lo que pasará en las próximas hora con el tiempo en Capital Federal, y, para el “resto del país” algunos dibujitos de nubecitas y solcitos.

Es una pena, como, cada vez más, los grandes medios centran su atención en los grandes conglomerados (en este caso solo en uno) y dejan “para el resto” los trágicos sucesos de las rutas argentinas.

Lamentable el ver esta televisión, cada día pienso que el proyecto del “Canal encuentro” fue una vuelta interesante a una realidad que, salvando las diferencias de tiempo y época, no ha variado desde los generales Urquiza y Rosas.

2 comentarios . Hasta ahora comentaron esta entrada »

  1.  

    Adriana dijo

    enero 11 2008 @ 19:23

    Y si a lo que comentás le agrego que viviendo en plena Ciudad de Buenos Aires, la empresa Cablevisión no pudo jamás arreglarme la “interferencia” que tengo (y que tenemos muchos) del Canal Encuentro? Siempre me pierdo los excelentes programas que quisiera ver porque EL PASTOR JIMENEZ no me deja escucharlo con su constante sermón superpuesto.
    Es MUY importante lo que contás y coincido plenamente pero quería dejar precedente de este “pequeño detalle” que dentro mismo de la Ciudad me hace ser rehén de una persona a la que ni siquiera me interesa escuchar.

  2.  

    karpicius dijo

    enero 11 2008 @ 20:14

    Adri es verdad; lamentablemente está pensado para cualquier cosa menos para informar.
    Los medios en general creo que resultan así.
    Tal vez por esto es que siento siempre un especial aprecio por la radio, porque refleja en cierto punto la realidad de un modo más amplio y más participativo.
    Aunque realmente no escucho hace un tiempo ya la radio, la magia que esta guarda creo que es incomparable.
    Es una pena ver como lo importante pasa solo por los centros industrializados y de poder adquisitivo y no de un modo más horizontal a los intereses de toda la población.
    Gracias por su visita!!!

Comentario RSS · TrackBack URI

deja tu comentario

Nombre: (Requerido)

eMail: (Requerido)

Sitio web:

Comentario: